Las organizaciones necesitan perspectivas y soluciones creativas para concebir nuevos productos, servicios, procesos, estrategias de marketing y maneras de asignar y usar sus recursos.

Algunas grandes empresas, como 3M o Procter & Gamble, han introducido la creatividad de forma sistemática en sus procesos de producción y en la formación de su capital humano, con increíbles resultados. Aunque no se tenga la envergadura de estas empresas, incorporar la creatividad de forma sistemática en la organización, como un elemento clave en el proceso de innovación, contribuirá sin duda a mejorar los productos, servicios, procesos y sistemas de la organización y hacerlos mucho más competitivos.

Como afirmaba Arthur VanGundy, “no hay nada misterioso en la creatividad; es solo cuestión de aplicar la actitud y metodología adecuada en un contexto receptivo al pensamiento creativo y a las nuevas ideas”.

Ciertamente, no siempre se puede cambiar el contexto donde operamos para hacerlo más receptivo a la creatividad, pero desde luego sí que está en nuestra mano poseer una actitud más creativa y, sobretodo, disponer de una caja de herramientas repleta de técnicas y métodos para aplicar la creatividad. Sin duda, cuantas más técnicas y métodos se dominen, mayor será la probabilidad de generar soluciones brillantes y novedosas.

En este artículo veremos 4 técnicas de creatividad para generar ideas.

Técnicas de creatividad para generar ideas

La fase de generación de ideas o ideación es la más conocida y popularizada del proceso creativo, hasta el punto de que muchas personas desconocen que comprende muchas más. En general cuando hablamos de creatividad, solo buscamos técnicas que nos ayuden a tener ideas pero es muy importante primero dar unas claves y consejos para asegurar un proceso de ideación adecuado y efectivo.

Cuando queremos generar ideas la divergencia y el aplazamiento del juicio son esenciales para asegurar el éxito del proceso.

La divergencia

La divergencia es el proceso por el cual buscamos crear cuanto más ideas mejor. Lo más importante es la cantidad, no la calidad.

Algunas reglas para la divergencia efectiva:

  • En esta fase no está permitido juzgar las ideas, ya que limita la libertad creativa.
  • Prima la cantidad sobre la calidad. Si solo tenemos una idea, se parecerá demasiado a la que tienen otras personas.
  • Las ideas no son destinos finales sino direcciones de aprendizaje (o “la materia prima para obtener una solución”, como las describió Arthur VanGundy), por tanto, no debemos temer generar ideas descabelladas o absurdas.
  • Las ideas descabelladas o absurdas tienen una función: favorecer que otros se animen y aporten ideas a partir de ellas, alejarnos del problema, generar conversaciones diferentes, etc.El humor positivo facilita el proceso.

El aplazamiento de juicio

Criticar ideas que aún se están desarrollando es uno de los mayores limitadores de un proceso creativo. El aplazamiento de juicio es una habilidad fácil de entender pero muy difícil de aplicar porque ¡nos encanta juzgar! A continuación te daremos algunos consejos para evitar juzgar ideas demasiado pronto:

  • Evita hacer juicios negativos prematuros (tanto durante el trabajo individual como durante el trabajo en grupo).
  • Acepta que tu visión del problema es parcial.
  • Acoge otros puntos de vista como oportunidades para reforzar una solución en vez de considerarlos una amenaza a tu ego.
  • Atrévete a intentar una aproximación inusual o creativa en vez de apoyarte automáticamente en aproximaciones conocidas al problema.
  • Reacciona positivamente a las nuevas ideas.

tecnicas creatividad

Las frases matadoras

Las “frases matadoras”: ya hemos comentado que la crítica negativa es algo inherente y que nos cuesta minimizar. Durante la ideación, hemos de evitar a toda costa los comentarios negativos acerca de las ideas de los demás. Es frecuente escuchar alguna de estas frases, especialmente cuando en el grupo se encuentran personas de distinto rango en la organización.

Algunos ejemplos de frases asesinas de la creatividad, ¡evítalas como a la peste!:

  • Una buena idea, pero…
  • Va contra la política de la empresa.
  • En teoría está bien.
  • Sé práctico/a.
  • Cuesta demasiado.
  • Por si acaso, no empieces nada todavía.
  • Necesita darle más vueltas.
  • No es parte de tu trabajo.
  • Dejémoslo de lado por un tiempo.
  • Si lo haces es bajo tu responsabilidad.
  • Demasiado difícil de gestionar.
  • Aún no es un buen momento.
  • ¿Quién más lo ha hecho?
  • Nunca lo hemos hecho así.
¡Quiero saber más!

Este artículo forma parte del contenido que se imparte en el MIDPN

Si quieres saber más sobre el Máster en Innovación y Desarrollo de Proyectos de negocio, estaremos encantados de mostrarte cómo puede ayudarte a lograr tus metas profesionales.
¡Quiero saber más!

Esperamos que estas técnicas creativas te ayuden a desarrollar tus ideas. Al final lo importante no es tanto la técnica que utilices si no la mentalidad con que lo hagas.

Como bonus, te dejamos un vídeo de Eduardo Krestol en TED que habla sobre como generar y llevar a la práctica nuevas ideas.

Convierte tus ideas y tu creatividad en acción | Eduardo Krestol | TEDxComodoroRivadavia